18 de enero de 2015

Los gatos y su obsesión con los armarios.

Como si de Umpitas se tratase, hoy escribo una carta a mis peludetes:

Gatunos, hay que ver qué pesados que sois con los armarios. Tres puertas tiene el armario de la habitación y las tres queréis abrir.


Menos mal que normalmente os conformáis con la del medio, que es la más fácil de abrir. Sobre todo tú, Sagu, cada vez que se abre la puerta de la habitación tienes que entrar dentro del armario y hacer tu vuelta de reconocimiento.

Y por las noches lo mismo. Ya son varias las que te ha dado por entrar y salir del armario, por rebuscar en las cajas e incluso abrir el velcro de los zapateros. Cris, cris, cris a las cuatro de la madrugada. Abres el velcro, hueles los zapatos, los sacas con la patita.... y luego los cinturones, todos al suelo.

Pero Sagu, el armario también tiene sus riesgos, y no es la primera vez que te quedas encerrado dentro. Por fuera metes la uñita, luego la patita y empujas la puerta con la cabeza. Pero por dentro no puedes hacer lo mismo y no es que lo hagamos a propósito (que ganas nos da) pero como eres tan negro te metes hasta el fondo y allí te quedas camuflado.

Así que por favor te pedimos Sagutxete, entra y sal del armario, huele lo que quieras y siéntete a gusto entre los zapatos, pero por favor: ¡¡No hagas ruido!!... que cuando queréis bien que sois silenciosos.

Lo que te gusta oler y frotarte con las puertas
Hirua, por favor, con lo educada que eres... no te perviertas!!
PD: parece mentira que teniendo los padres que tenéis, tengáis esa obsesión por entrar en el armario. ;)

18 comentarios:

  1. Si es que los armarios, con sus cajas, sus zapatos, sus cinturones... dan mucho juego :)

    Ronroneos, Sagu, Hirua y padres gatunos (y fantástica la posdata)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Es que son muy, muy pesados con los armarios.

      Eliminar
  2. jajajaja síiii, escribir cartas desahoga!!! =)

    La teoría general de los gatos... es que si una puerta está cerrada, independientemente de hacia dónde dé... quieren entrar. La verdad es que soy tan desorganizada, que como habitualmente no cierro las puertas del armario no tengo ese problema... pero el de los ruidos sí.. y el de tener que guardar las cosas buenas porque las muerden... jajaja Ays Sagu, Sagu... :p Pórtate bien!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, a veces piden que le abra una puerta, la abro y se dan la vuelta. Que bichos!

      Eliminar
  3. ¡Uy cómo me suena...!
    Yo acabé haciéndoles un sitio en el armario y de vez en cuando les dejo la puerta abierta.
    Mi hermana en su anterior casa tenía armarios de puertas correderas y tuvo que ponerles seguros para niños para evitar que le entrasen las gatas.
    Son tremendos, pero se les quiere taaaanto, que todo es permisible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo nos hace gracia, el día que no lo hace decimos "qué raro" y nos levantamos a ver dónde está. jajaja

      Eliminar
  4. No entiendo yo de dónde sacan tal obsesión con los armarios!!! (Me ha encantado la posdata, por cierto). Yo terminé poniendo unos seguros de estos que venden en Ikea para los niños, porque Luhay abría todos los armarios, con el subsiguiente desparramo de ropa. Jajajaja. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que si ponemos los seguros, nos tocaría levantarnos y quitarlos... ya estoy oyendo los miau, miau, miau de Sagu. Besote!

      Eliminar
  5. Que suerte que tengáis unos armarios donde meteros, nuestros papis tiene vestidor y eso quiere decir que no hay puertas :( tenemos un armario pero siempre tiene una puerta un poco abierta porque no se cierra bien, y por eso no da ninguna emoción entrar ( lo emocionante es podre abrir la puerta!!!!

    Lametones
    Micky

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si sois gatos deluxe, con vestidor y todo!!

      Eliminar
  6. ¡Bueno! Kaede no puede abrir sola la puerta del armario pero parece que lo intuye porque en cuanto voy a cambiarme de ropa está atenta para colarse dentro... Al principio me daba un poco de manía porque no hay manera de ponerse una camiseta que no esté llena de pelo pero es que cuando la oigo ronronear dentro del armario que encima hace eco y de oye más fuerte... ¡me derrito! ¡Anda y que disfrute!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja a mi a veces me pasa lo mismo. Digo, lo va a llenar todo de pelos... pero se le ve tan contento!

      Eliminar
  7. jajajajaja la verdad es que es totalmente cierto. Yo tengo un gato azul ruso y es un tormento con los armarios y con las bolsas. ¿Por qué les gustarán tanto las bolsas de plástico?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se vuelven locos con el sonido, pisándolas. :)

      Eliminar
  8. Cajas, bolsas, cajones, armarios, cestos de la ropa... Todo es un buen lugar al que entrar a investigar jajaja Cuando se tienen gatos en casa, hay que tener mil ojos para poder detectar dónde se ha metido al gato cuando se ha ido a "la dimensión gatuna" jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudos son, al abrir una puerta primero ellos y luego ya los humanos, faltaría más, jeje

      Eliminar
  9. A mí a veces me cansa tanto oírlos maullar y rascar en la puerta de los armarios, que decido hacer "jornada de puertas abiertas" para que pasen todo el rato que les de la gana y se harten de estar dentro... Qué pensarán los vecinos cuando me oigan gritarles "¡¡salid del armario!!" ;)

    ResponderEliminar
  10. Que tal la verdad es que los gatos son unos animalitos adorables yo no había tenido una mascota a demás me daban miedo los gatos pero mi esposo trajo a casa un gatito de un menos de un mes de edad, bueno eso le dijeron porque cuando lo alimentamos no sabia comer solo y lo tuvimos que terminar de criar con mamila, nos parábamos en la madrugada para alimentarlo. y para no hacer el cuento largo es que ahora es mi compañero inseparable me he encariñado mucho con el.

    ResponderEliminar

¡¡ Gracias por tu comentario !!
En cuanto sea revisado aparecerá publicado.