14 de noviembre de 2012

Hirua y el lavabo

No sabemos que pasó aquel día en el que surgió el amor de Hirua por el lavabo. Durante meses Hirua contempló aquella cosa blanca en la que sus padres se lavaban las manos, se afeitaban, se lavaban los dientes y se ponían guapetones. Cosas extrañas que hacen los humanos (debe pensar Hirua), y que ellos hacen con las patitas y lengua. 
Pero ese día llegó, y así como por azar, Hirua se dio cuenta de que el lavabo en verano es una cuna fresquita en la que echarse una siesta la mar de bien. 



Después Hirua descubrió que en el grifo podía beber agua fresquita todo el año, y una vez saciada la sed podía guarrear y jugar con la patita y el chorrito de agua. 

Así el amor de Hirua por el lavabo ha ido creciendo día a día y siempre que entramos al aseo aparece como una loca, se sube al lavabo y con un miau nos pide que le abramos el grifo con un hilo de agua. 

A mi no me importa, pero Hirua debería darse cuenta de que cuando nos vamos a la cama no es un buen momento para beber del grifo, porque no podemos estar esperando a que beba, juegue y vuelva a beber. 


Y el amor ha crecido tanto que ha hecho que Hirua pierda la cabeza (que nunca ha tenido muy bien colocada)… El otro día después de afeitarme, vacío y limpio el lavabo, y así, con todo el lavabo mojado va Hirua y se tumba tranquilamente a echarse un sueñecito
Debía de estar calentito el lavabo y por eso se tumbó, pero claro, cuando salió estaba toda mojada y se fue del baño protestando. ¡Cómo si yo tuviera la culpa! 

Pero no os preocupéis porque esta pequeña discusión no ha tenido consecuencias. El amor de Hirua por el lavabo sigue fresco.

26 comentarios:

  1. Jajaja es graciosísima :)
    A Ferny le gusta más el bidé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que quitamos el bidé para poner el arenero...

      Eliminar
  2. jejejeje, Al Umpa también le mola lo de tirarse en el lavabo. Siempre he pensado en abrirle el grifo pero en plan "a lo bestia" para ver si me deja aclararme la boca cuando me lavo los dientes... jeje De momento él es muy salvaje, y me he dado cuenta recientemente, que el motivo por el que estaba bebiendo menos de su comedero es porque queda un remansito de agua de lluvia acumulado en un pliegue de una silla de plástico del balcón... Y prefiere agua con tierra de lluvia a agua del grifo depurada. El muuuuyyyy!!!

    Me encanta cómo se pelea con el chorro de agua. Pero que no se preocupe, la intriga de a dónde irá toda esa agua, también la tengo yo... jaja =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos gatos son la caña, mira que beber agua del balcón. Y nosotros ahí cambiando el agua para que esté fresquita.

      Eliminar
  3. ¡Ains! Si es que hay amores que... ¡te ponen el pelaje perdido! Pero seguro que Hirua piensa que mojarse, en el fondo, merece la pena.

    ¡Saludetes gatunos!

    PD.: Intrigados nos dejáis con el post sobre la huchita felina. ¡Lo esperaremos ansiosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que le da igual mojarse, es una aventurera!

      Eliminar
  4. Luna en Madrid hacia lo mismo, se tumbaba en el lavabo, le encantaba, pero ahora aquí en Alicante nunca lo ha hecho, aunque sí en el bidet.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hirua seamănă foarte bine cu mine în această privinţă. Aceasta este metoda pe care o folosesc atunci când mi-e sete. :) Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Hirua y Apolo harían un buen dúo como "los más pesaos con el lavabo"... Porque mira que es pesao el tío, pero pesao pesao pesao... Hace como Hirua: me voy a acostar y ya está el tío petardo maullando para beber, así que tengo que esperar un rato, que se me hace eteeeerno, hasta que el señorito bebe y juega... Y cuando me estoy lavando los dientes, siempre aparece él en el preciso momento en el que me voy a enjuagar... ¡¡PESAOOO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de tener que espearar a que beba, juegue, beba... para irse a la cama es lo peor. Aunque en el fondo nos da risa.

      Eliminar
  7. Eu também gosto de beber água no lavabo! O dia inteiro e de noite também, todas as noites acordo a mamãe para beber água do grifo mas não gosto de brincar com a água, não quero molhar os meu lindos pelos! Hiru é uma gata divina!
    Lambidas da Pink

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres más lista, sólo beber nada de mojarse los pelos. ;)

      Eliminar
  8. Jejeje. Hace lo mismo que Forlán!!!! Le encanta que le abramos el grifo para beber y jugar con el agua. Es mi gato-pato. Jajaja. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  9. Querida Hirua, aqui também alguns gatos amam brincar com água.
    E Saguxo não gosta? Ou ainda não descobriu como é bom tomar água da torneira?
    Beijinhos,
    Beth

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha Sagu no le gusta nada, el relame un poco el grifo.

      Eliminar
  10. Es que están hechos con una forma perfecta para los gatos, y en verano el sitio mas fresquito para echar la siesta. Aqui también a mi gato le encanta, el problema es que les enseña a los demas y no hay espacio para todos. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me los imagino peleándose por un huequito en el lavabo.

      Eliminar
  11. Ja ja ja, sí, una vez que hacen suyos los lavabos, es imposible que bajen de él. Mira que guapa Hirua en su camalavabo

    ResponderEliminar
  12. Hola!! Perdonad que use este post para preguntaros algo a vosotros que adoráis los gatos!! Pero...he visto en una web (os paso el link por si queréis verlo http://helektron.com/el-cartero-y-su-companero-el-gato/ )un chico que lleva a su gato en el hombro en la bici.

    ¿Creéis que corro mucho riesgo si intento hacer un viaje con el mío? ¿vosotros lo habéis provado? Me da un poco de miedo que a cualquier movimiento me clave las uñas...

    Saludos!!

    ResponderEliminar

¡¡ Gracias por tu comentario !!
En cuanto sea revisado aparecerá publicado.