1 de febrero de 2012

Viajando en coche

Desde el día en el que Sagu fue adoptado y lo llevé a coche a casa, ya me comunicó que no le gustaba el coche (maulló y maulló y al final hizo caca con un olor como a chetos que ufff). Sin embargo, Hirua, es una gata muy valiente. Lo mismo le da un coche, que visitas extrañas, a ella le da igual.

La última vez que les llevamos al veterinario a ponerles las vacunas, como teníamos que llevar a los dos, se nos ocurrió que para que Sagu no tuviera tanto miedo, podíamos llevarle en brazos y sujeto con arnés.

El arnés se lo puso, pero en cuanto pasó del umbral de casa, se meó, chilló... Así que al final, el arnés fue para Hirua y el transportín para Sagu.

Como podéis ver, a Sagu no le hace ninguna gracia el transportín.


Por su parte, Hirua se portó muy bien. En el coche fue conmigo en brazos y por calle se asustaba de los coches pero estaba encantada.
Después de las vacunas, la metimos en el coche y como una loca se puso atrás y allí iba ella la mar de contenta.

Lo malo fue al llegar a casa, ¡¡Hirua no se quería ir de ese balconcillo!! jaja ¡¡Esta gata es muy cotilla!!

¡¡Cómo dejó el coche de pelos en 10 minutos!!

Hirua: Yo de mayor taxista.

27 comentarios:

  1. A mis gatitas no les gusta viajar en coche. Ellas se quedan muy nerviosas e con miedo.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajaja :D ¡Di que sí, chica!

    Edgar acepta viajar en brazos pero el transportín no le gusta nada, sin embargo le encanta cotillear como a Hirua. A Fiodor, de peque, lo llevaba encima de mis piernas y ahí se dormía durante todo el trayecto, ¡sobretodo si entraba solecito por las ventanillas!

    Darwin se hace un ovillo en el transportín y no quiere saber nada de nadie, y Oreo es una lata: Miau, Miau, Miaaaaaaaaauuu!!!!

    Sois una parejita adorable :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sagu es como Oreo, empieza con el miau y no acaba. Ya le ves que carita tiene el pobre.

      A Hirua no le da miedo nada, es una campeona!

      Eliminar
  3. jejje me ecantaaaaa!!!

    Yo siempre los llevo en transportín... Me da no sé qué intentarlo de otra manera. Pienso que si hay un frenazo o algo, van mejor ahí... Pero no sé.

    Umpa Lumpa se porta genial. No creo que vaya exactamente a gusto, pero no da guerra alguna. Hace viajes largos con frecuencia, incluyendo el tren, donde tiene que ir en transportín. En realidad va cagado de miedo... sobre todo cuando ve pasar a gente, o escucha ruido, pero ni un maullido ni nada.

    La Malaúva es otro cantar. Sus únicos viajes son de casa al veterinario. Así que arma la marimorena.

    Y Galia hizo el viaje largo en transportín estupendamente. No dijo ni mú!! jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El invento del arnés se quedó en una sola vez. Porque con Sagu imposible, y con Hirua no se puede más porque la tía no quiere bajarse del coche.

      Para Hirua le hemos comprado otro transportín de tela.

      Eliminar
  4. Los míos van siempre en transportín. No les he puesto nunca arnés. Forlán en el veterinario es un cielete pero a Luhay es para grabarlo. Qué bufidos, qué amenazas, qué hilos de baba saliéndole por las comisuras. Miedito da verle...

    ResponderEliminar
  5. El transportín es una cosa, pero el coche es harina de otro costal. A ninguno nos gusta demasiado pero según nuestra humana soy yo el que se lleva la palma. No paro de maullar, de moverme, de sacar las patitas por la puerta y, para colmo, suelo hacerme mis cositas en ruta. ¡Menos mal que Noa y Elmo son más comedidos!

    ¡Saludetes gatunos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como se hagan pis... madre mía yo me agobio mucho entre los miaus, las patitas...

      Eliminar
  6. Qué graciosa Hirua, está la tía tan contenta, como un perrillo!! Yo compré un par de arneses cuando todavía solo teníamos a Apolo y Minerva y los sacamos un día de paseo... fue llegar al portal y los maullidos seguro que se escuchaban en el 9º, así que nos volvimos a casa en seguida. Por eso nunca he probado lo de llevarlos sueltos en el coche, me da miedo que se me planten delante de la cara en plena M30!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno conducía y el otro vigilaba a la Hirua, que está si hace falta se pone a conducir!

      Eliminar
  7. wala!!!!!!! un arnés!!!!!!!! yo quiero uno!!!!!!!! >_ voy a hablar con mamá muy seriamente para que deje de meterme en la caja de la muerte cada vez que me lleve al vet y me ponga agarre mejor con un arnés tan chulo como el de Hirua! no prometo ir tan tranquila como ella, pero cualquier cosa es mejor que el "transportín"... >_

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La caja de la muerte? mira que eres exagerada! jaja

      Eliminar
  8. Jajaja, qué encantada se la ve ahí puesta, está preciosa. :D

    ResponderEliminar
  9. Cada día me gusta más Hirua,es una caña arf arf!!.
    Sagu es más como el tete,no le gusta nada ir en coche (solo ha ido dos veces:cuando llegó a casa adoptado y,cuando le cortaron los cata...).
    Muy buena idea lo del arnés gatuno,eso si,supongo que habreis ido con mil ojos que no se asuste y salga por patas!.
    Un patiabrazo amigos,sois los más ;)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hirua dice que eres un perrete adorable, que cuando quieras quedáis para ir a dar una vuelta en coche.

      Eliminar
  10. Que legal!!...Aqui em casa os peludos não gostam de sair de carro...hehe

    Beijos, Néia

    ResponderEliminar
  11. Es que asi de comoditos y con esa vista tampoco me bajaria de ese balconcito me derrito si los veo pasar en carro junto a mi que cositas mas lindas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y encima le daba el sol!. Estaba encantada de la vida.

      Eliminar
  12. Yo no he tenido la necesidad de llevarlos en coche nunca, bueno un par de veces a Kimi cuando se ronpio la pata y tuvimos que llevarlo a la clinica de urgencias que estaba en la otra punta de la ciudad, el pobre fue todo el camino chillando, pero creo que era por el dolor.

    Buen finde, por cierto aqui esta nevando!!!
    Besos
    Marga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte no tener que llevarles en coche. Nuestro veterinario está cerca, pero andando es como media hora, y con lo que pesan...

      Eliminar
  13. Coche uf! Antes siempre iba atrás normalmente sobre mi madre con el arnés puesto y mi cesto al lado. Desde que llegó "el Ocupa" tenemos un transportín cada uno. Tienen la parte de arriba con otra gran puerta que es por donde nos meten, sino no hay forma y así no me siento muy enjaulada. Carlitos apenas dice nada, es tan pancho este gordito! Y yo depende, a veces bien, otras doy la paliza sin muchas ganas, porque ya se que no hay más cáscaras!
    Saluudos!
    Hirua...cotillaaa! Estás como una cabra, mira que querer quedarte en le coche,¡ay señor!

    ResponderEliminar
  14. yo fui a un hotel en buenos aires y en el viaje lo lleve en el auto sin atar, mi perro es tranquilo

    ResponderEliminar
  15. ¡Cuidado con los de tráfico y con los sustos tipo frenazos! Hay unos arneses especiales para animales, son más seguros ;)

    ResponderEliminar

¡¡ Gracias por tu comentario !!
En cuanto sea revisado aparecerá publicado.